GR-99

GR-99

Gran Recorrido (GR) es el nombre que recibe una red de caminos que atraviesa gran parte del territorio europeo haciendo las delicias de los aficionados al senderismo. En España existen más de ciento sesenta “GR” y del que hoy vamos a hablar hace el número 99: el camino natural del Ebro. El GR-99 recorre 1.280 Km entre el nacimiento del rio Ebro y su desembocadura, atravesando varios tipos de paisajes.

El rio más caudaloso de España nace en Cantabria cuando el río Hijar, que desciende del pico Tres Mares, reaparece en Fontibre tras sumergirse durante un tramo de 800 m. El Tres Mares toma su nombre del hecho de que en sus faldas nacen tres ríos que directa o indirectamente vierten sus aguas en tres mares distintos: Atlántico (el Pisuerga, a través del Duero), Cantábrico (el Nansa) y Mediterráneo (el Hijar, que da origen al Ebro). El Ebro fluye hacia el sureste atravesando pueblos, lugares pintorescos, variados paisajes y dos capitales de provincia -Logroño y Zaragoza- antes de llegar a su destino final y verter sus aguas en el Mediterráneo, en un delta que fue declarado Parque Nacional en 1983, formado por humedales, playas, marismas, salinas y estuarios.

Entre Cantabria y Burgos el Ebro se recoge en un pantano, uno de los más extensos de España, lugar ideal para el avistamiento de aves y la práctica de algunos deportes acuáticos. Fue construido entre 1921 y 1945, inundando parte de la comarca de Campoo y sepultando varios pueblos bajo sus aguas. Es emblemática la imagen de la torre de la iglesia de Villanueva de las Rozas, que emerge solitaria de la profundidad del pantano mostrando más o menos cuerpo dependiendo del nivel del mismo. Hoy el embalse permite mantener el caudal de rio en sus cursos medio y bajo durante el estío y garantiza el suministro de agua en estas zonas, donde la agricultura de regadío constituye una de las principales actividades económicas.

El GR-99 se divide en 42 etapas, cada una de las cuales puede ser cubierta en un día. Estos senderos recorren ocho provincias del norte de España -la antigua Hispania Tarraconensis de los romanos- donde pueden visitarse maravillosos ejemplos de arte y arquitectura, incluyendo algunos declarados Patrimonio de la Humanidad como la Arquitectura Mudejar de Aragón. Es también una fantástica oportunidad para conocer y degustar la rica gastronomía local: el cocido montañés en Cantabria, la morcilla de Burgos, los afamados vinos de Rioja, dulces de Aragón o arroz y langostinos en el delta del Ebro, por poner solo algunos ejemplos de lo que esta ruta puede llegar a ofrecer.

 

¿Te animas a recorrer alguna etapa?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *